Todo sobre "escapadas románticas Pamplona"

Hoteles especiales en Navarra

Hoteles especiales en Navarra

Una escapada diferente para un fin de semana distinto con tu pareja puede dar mucho de si. Navarra mezcla ese aire romántico que buscas con una historia muy interesante. Vive su pasión, sus fiestas y eventos y date una vuelta por los museos más modernos. Ante todo, elige bien tu alojamiento en Navarra. Os recomendamos buenos ejemplos donde difrutar de sus servicios y todas las comodidades, una vez visites los lugares más diversos. Estamos en Pamplona y Hotel Zenit parece ser un buen lugar, emparado por una marca de referencia en el Estado. El alojamiento es moderno y funcional, totalmente nuevo, con los últimos avances para los clientes. Además de estar ubicado junto al centro, destaca por acoger importantes salones donde celebrar desde eventos de empresa a reuniones familiares. Vivir una experiencia de relax y comodidades para dos. Con estas señas se define Hotel Maisonnave, de gran tradición en la ciudad, con amplia elegancia y diseños funcionales y cuidados. Las habitaciones, por ejemplo, disponen de todo lo necesario para soñar junto a tu pareja, en sus suites decoradas al estilo más personal. Recomendamos especialmente su zona de spa. Donde se ubica un completo balneario urbano pensado para el máximo bienestar con todo tipo de tratamientos de belleza personalizados. En su zona de aguas no sumergiremos en un mundo de agua con instalaciones acondicionadas (piscina fría, caliente, saunas, masajes…). En Oibar, encontramos una gran casona rural. Se trata del Hotel Rural Nobles, donde una casa solariega ofrece encanto y naturaleza...

Una escapada de fin de semana a Pamplona

Una escapada de fin de semana a Pamplona

Más allá de los Sanfermines, Pamplona es una ciudad rica en historia y edificios de gran complejo arquitectónico. Todos conocemos el legado de Navarra, una comunidad con personalidad propia que al ser visitada cobra toda importancia. Una vez llegamos a la ciudad, se recomienda dar una vuelta por las murallas, un complejo que data del siglo XVI por el que contemplar impresionantes vistas de la urbe en lo alto de ellas. Desde ellas llegamos a palacios, iglesias y la catedral. Precisamente, nos perderemos por la catedral de Santa María, uno de los edificios más característicos de toda Navarra, de estilo gótico y fachada neoclásica. Su claustro es importante y en él hay un pequeño patio. La Ciutadela y la Vuelta del Castillo son otro eje de interés turístico. Constituye un verdadero pulmón verde, formado por 280.000 metros cuadrados de arbolado y praderas. Es una zona muy visitada por los pamploneses para descansar, relajarse, jugar y practicar deporte, pues posee fuentes, caminos, una plaza y una área infantil. Un lugar completo lleno de ocio. No podemos perdernos el Palacio de Navarra, en la Plaza del Castillo, y construido a mediados del siglo XIX. Actualmente, es sede de la Presidencia del Gobierno, así como de un buen número de dependencias administrativas. En su conjunto arquitectónico, resalta la fachada con esculturas representativas, y el escudo de Navarra en lo alto. En el interior, hay varias salas, como el Salón del Trono, empleado para ceremonias oficiales, o el Salón de Sesiones, donde se...