Volver

África

4 ciudades de Marruecos

4 ciudades de Marruecos

Desierto, mar, playas, cultura… todo esto y más es Marruecos, un país fascinante elegido por muchos para ir de vacaciones. Os recomendamos algunas de sus 4 ciudades para que ya vayas reservando tu viaje. –Marrakech. Es la ciudad más grande y una de las más turísticas del mundo. Engloba diferentes culturas y lugares para el ocio y la diversión. Una de las plazas más singulares de la ciudad es Plaza Yamaa el Fna, de grandes dimensiones, es nombrada patrimonio de la Humanidad y por ella discurre la vida de la ciudad histórica. Al lado encontramos el barrio de Mellah y muy cerca el famoso zoco donde comprar toda clase de enseres. Más lejos del centro, podemos visitar el barrio de Guéliz e ir hasta los jardines Majorelle, con infinidad de flora en un recóndito lugar. –Rabat. Es otra de las ciudades más populares de Marruecos. Las murallas de la urbe protegen a la medina, la parte vieja y más auténtica. A esta parte llegaremos por la puerta Bab El Had para llegar a la Gran Mezquita que acaba en uno de los múltiples zocos que encontramos. En el centro histórico veremos la casba de los Oudayas. Descubre además sus casas blancas, los múltiples restaurantes, la necrópolis de Chellah, que fue lugar de los soberanos meriníes. –Fez. Es la tercera ciudad de Marruecos que acoge una gran parte de turismo. Su centro histórico o medina aporta muchos edificios y por ello es nombrada patrimonio de la Humanidad. Entre los monumentos que recomendamos visitar encontramos la mezquita de El-Qaraouiyyîn, el museo del palacio Batha, la madraza de Es-Sahrij, las Tumbas Merínidas, la parte medieval de la medina, la nueva medina y el barrio la Mellah. –Tánger. Las playas de Tánger son famosas en el mundo entero. Una de sus ventajas es tenemos el mar por una parte, y a unos kilómetros llegamos al desierto. En su centro, cabe resaltar ciertos lugare de interés que nos ofrecerán una cultura única y distinta a unos pasos de la Península Ibérica. No podemos perdernos la Medina, La Gran Mezquita y el Museo Dar El Mandoub; y muy cerca destacamos hacer recorridos por Las Grutas y Cabo Espartel, aportan plena naturaleza. Centrar mapaTráficoEn bicicletaTráficoGoogle MapsCómo...

Leer más

Túnez, destino para todo el año

Túnez, destino para todo el año

Si vamos de viaje con nuestra pareja, nos dejaremos llevar por el influjo marroquí con tierras fantásticas y llegaramos a Túnez, un destino óptimo y asequible para todo el año. Es un pequeño país que se encuentra al lado del Marruecos y que tiene influencias de diversas culturas. ¿Y qué mejor manera que empezar 2012 en el norte de África? el país cuenta con más de 3.000 años, y nos deja una cultura única en forma de diversos monumentos muy ricos que evocarán anocheceras inolvidables junto a la persona amada. Caminando por su ciudad, nos topamos con edificios espectaculares. Algunos de los más importantes en la capital son el anfiteatro de El Jem, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es muy destacado, puesto que tiene origen en el siglo III y es de época romana. Una de las culturas que habitó en la zona y que deja algunos de estos ejemplos en monumentos. Pero también son impresionantes las mezquitas y los hamman, que permiten descansar y adentrarnos en pequeños balnearios de larga tradición. Actualmente, estos hammanes conservan parte de su estructura pero además se renuevan con tratamientos distintos donde compartir experiencias hidrotermales, que pueden acabar con un fantástico masaje y un té verde, una de las bebidas que más veremos en el país. De la capital, podemos ir directamente a Kairouan, nombrada Patrimonio de la Humanidad por sus edificios que se conservan. O bien dar una vuelta por los yacimientos arqueológicos de Kerkouene. Los festivales se suceden por todo el país y en todas las época del año. Son notales el Festival Internacional del Sáhara, en Douz, el Festival Internacional de Hammamet, con mucho teatro o el Festival de verano de Jazz de Tabarka. Igual que muchas ciuades marroquíes, Túnez es un buen lugar para ir de compras. Sus mercados también se articulan en forma de zocos, con temáticas especializadas: alfombras, seda, pieles, espejos, hierro forjado en forma de lámparas, artículos para decorar, alimentación, joyas, babuchas… los amantes de las compras tienenn en estos mercados los mejores lugares para conseguir objetos a bajo coste. Foto: Victor Hermida Prada Centrar mapaTráficoEn bicicletaTráficoGoogle MapsCómo...

Leer más

La rica y variada cocina de Marruecos

La rica y variada cocina de Marruecos

Marruecos es un país cultural influenciado por su historia árabe que tiene mucho que aportar. Entre lo árabe y occidental, Marruecos tiene un importante pasado francés que se ve en sus hoteles, establecimientos hoteleros y restaurantes. Por ello, la cocina ofrece una riqueza particular en especias, verduras y hortalizas muy sabrosas. El cus-cus está entre los platos principales y es típico comerlo con los dedos, pero casi siempre los autóctonos del lugar, los turistas lo sulen comer de manera tradicional. Otros platos que solemos encontrar son los tayin. En esta especie de recipiente de barro caliente se realizan platos contundentes a base de ternera o pollo condimentado con salsas, mezclas de especias marroquíes y todo tipo de frutos sectos. La manera de cocinarlo con este recipiente es única y hacen que el plato se mantenga mucho más caliente. Esta especialidad la encontramos en toda clase de lugares. Desde los más discretos hasta en restaurantes elegantes y algo más caros. El té es la bebida más común. Nos lo darán en todas partes y para acompañar todo tipo de platos. También lo es el pan muy bueno y de grandes dimensiones, parecido al pan pita, pero no es lo mismo. Y si hablamos de los postres, hemos de remarcar los pastelitos de frutos secos, mazapán, avellanas, miel… son realmente contundentes, pero no nos los podemos perder. Es ese caso, será mejor prescindir de los primeros platos para poder saborear estos dulces. En algunas ciudades, como por ejemplo Marrakech son muy populares los zumos de naranja. Los podemos encontrar en su gran plaza Jamaa el Fna, Patrimonio de la Humanidad en diferentes paradas, igual que multitud de frutos secos, como dátiles y otras exquisiteces. La influencia francesa hace que en los restaurantes más chic y algo caros veamos las dos representaciones de cocina: la francesa y la árabe, incluso platos con las dos especialidades. Centrar mapaTráficoEn bicicletaTráficoGoogle MapsCómo...

Leer más
    Natalia: si la cocina marroqui es una de las mejores del mundo, tajine, couscous, pero me gusta mas el té verde con el msemen

Vacaciones a Marruecos. Ideas para el Puente del Pilar

Vacaciones a Marruecos. Ideas para el Puente del Pilar

Si buscamos un país que tenga todo a nuestro alcance, hemos dado con ello. Marruecos te encandila porque ofrece playas de ensueño, montaña, desierto, ciudades por descubrir y unos paisajes muy románticos que te trasladarán a un nuevo mundo. Tienes muchas opciones para llegar a él sin rasgarnos demasiado los bolsillo, con vuelos baratos low cost y las compañías marroquíes que ofrecen vuelos diarios a todas horas. Además, que sepas que la vida allí también es bastante económica a no ser que quieras ir de lujo, que lo hay y mucho. Las playas del Norte de Marruecos son conquistadas por los deportistas más atrevidos. Son especialmente singuales para la práctica del sur o el katesurf, además del submarinismo y el buceo donde visitar un fantástico mundo marino. Pero el verde azulado del mar constrasta con un gran desierto en tonos marrones, con un gran flujo de colores. Una visita al desierto te aportará la calma que necesitas. Lo normal es alojarte en una haima, ir con guías autóctonos y pasar la noche al aire libre, viendo las estrellas y cenando comida típica marroquí. Subir a las montañas del Atlas también es una experiencia única. Ves con cuidado porque casi siempre están pobladas de nieve, aunque haga mejor tiempo. Los paisajes son dignos de quedarnos muchos más días y refugiarnos en una casa con nuestra pareja y seguir con la excursión. Pero Marruecos es mucho más porque hay ciudades y pueblos pesqueros que engloban toda la riqueza arquitectónica árabe, con mezquitas, minaretes y palacios antiguos. En las ciudad, recomendamos alojarse en los ryads, que son casas con jardines con unas cuantas habitaciones y suelen ser mucho más económicas. Suelen tener su hamman o mini piscina, ideal para descansar tras un día agotador. La gente suele ser muy amable y hospitalaria. Puede ser que si alguien te haga de guía improvisado, te lleva a comer a su casa, te presente a su familia y sus constumbres. No lo rechaces porque puede ser algo único. Seguramente a cambio te pedirán algo de dinero, pero con poco se conforman. Centrar mapaTráficoEn bicicletaTráficoGoogle MapsCómo...

Leer más

2.1.0